Sidra, canoas, chiringuitos… Para recordar: el Descenso del Sella

Descenso del Sella. 12 meses 12 destinos
5 (100%) 4 votes

¿Alguna vez habíais pensado en hacer el Descenso del Sella? ¿Que no sabéis qué es? ¡No me lo puedo creer! Pero no pasa nada, os voy a contar cositas sobre esta maravillosa experiencia.

El Río Sella.

El río Sella es un río cortito y nace en los Picos de Europa, en la Fuente del Infierno. Desemboca en el Cantábrico formando la Ría de Ribadesella. En sus 66 kilómetros de caudal atraviesa los concejos de Oseja de Sahambre, Ponga, Amieva, Parres, Cangas de Onís y Ribadesella. Y es este último tramo el más divertido. ¿Por qué? Vamos a entrar en harina…

El Descenso del Sella.

Descenso del Sella. 12 meses 12 destinosEn los últimos 14 kilómetros del río se concentra lo más divertido del mismo. ¿Que por qué? Porque son los 14 kilómetros de recorrido del descenso del río Sella. Partiendo de Arriondas, un pueblecito asturiano, podéis coger vuestra canoa o kayak y descender el río. Son miles de personas las que todos los años hacen el Descenso del Sella. Utilizando canoas individuales o biplazas, los intrépidos canoístas intentan sortear numerosos “obstáculos”. Rápidos, zonas casi sin agua, choque con otras canoas… Todo lo que os podéis imaginar sucede a lo largo del cauce del río Sella. Para mí es una de las experiencias más divertidas de mi vida. Y ya no por el ejercicio que haces remando (que como tengas un compañero que no le da al remo, terminas con agujetas), sino por todo lo que vives alrededor del río.

Los tramos del río Sella

El descenso del río se compone de dos tramos. El primero, hasta un puente en el kilómetro 7 y luego del 7 al 14. ¿Que por qué digo esto? Os cuento.

Son muchas las empresas que se dedican a comercializar el descenso. Te proveen de canoa, neopreno y hasta un bidón para guardar tus enseres personales que, alguna vez, corre peligro. Estas empresas te enseñan a remar antes de empezar la actividad y te dan instrucciones básicas de seguridad para que tu experiencia transcurra sin incidentes. Te dan un tiempo límite para terminar la actividad, que suele ser las 6 ó 7 de la tarde, según la época del año en la que hagas el descenso. Y tienes dos opciones: hacer el descenso entero o hacer sólo la mitad. Te comentan que si no has llegado al puente del primer tramo antes de las 3 de la tarde, que te quedes en él porque no te va a dar tiempo a terminar el trayecto completo. Ahí ya eres tú el que decides. ¿Por qué?

Chiringuitos

Escanciando Sidra 12 meses 12 destinosDesde el comienzo del descenso hasta el fin del primer tramo, podréis disfrutar de las paradas reglamentarias. ¿Por qué? Porque en este tramo podréis encontrar numerosos “chiringuitos” que os harán el descenso más agradable. Algunos con comida y todos con bebida, podréis comer y refrescaros con agua, refrescos, cerveza y el producto estrella: la sidra. No hay nada como tomarte un culín de sidra para calmar la sed del ejercicio. Además, es súper barata. A 2 euros por botella de sidra en cada chiringuito puedes invitar a todo aquel que te rodee. Y lo mejor, puedes aprender a “escanciar” sin temor de dejarte medio sueldo vertiendo sidra. Porque os digo una cosa, escanciar es todo un arte y de lo más divertido.

Qué debes saber antes de ir a hacer el Descenso del Sella

-Lo primero, tienes que reservar una empresa que te ofrezca el servicio. En Arriondas hay muchísimas empresas con las que puedes contratar desde su propia web. Pero también hay muchas de ellas que ofrecen descuentos en plataformas como Groupón. Todo es echar un vistacillo por internet y encontrar la que más os guste y mejor servicio ofrezca. Yo lo hice con la empresa Aensella y todo fue genial. Me recogieron en el lugar concretado a la hora exacta y me devolvieron a Arriondas al terminar el día.

-Elige si vas a hacer el descenso completo o sólo la mitad. Así podrás calcular tus propios tiempos de descanso y no tendrás que meterte prisa en el último momento.

-Lleva escarpines. Es lo más cómodo para ir en la canoa o por si quieres darte un chapuzón. Y te lo recomiendo porque más de una vez volcarás la canoa y así evitarás resbalarte con las piedras del fondo.

-Puedes llevarte comida. Gracias a los bidones que te dan, puedes guardar todo lo que quieras para las paradas y no se te mojará.

-Échate mucha crema para el sol. Aunque suene raro yo me quemé en mi descenso. Sí, es Asturias, da poco el sol, pero cuando lo da, lo da bien.

-Lleva muchísimas ganas de pasarlo bien y conocer gente. Porque lo más divertido del descenso es el buen rollo de toda la gente que lo hace. Tanto en los chiringuitos como en el río todo el mundo va a disfrutar y esa sensación se transmite.

-Y por último, haz fotos, graba vídeos… Que esa experiencia no se quede solo en el recuerdo.

Y si os ha gustado y queréis seguir conociendo cositas de Asturias, podéis leer mi post sobre Cangas de Onís y Lagos de Covadonga.

Deja un comentario