Alquilar un coche en Italia

Alquilar un coche en Italia
Rate this post

Ya llegan las vacaciones y toca moverse. Yo hace muy poquito que he llegado de hacer una ruta de 2000 kilómetros por tierras italianas y ha llegado el momento de daros unos consejos para alquilar un coche en Italia.

Cosas a tener en cuenta a la hora de alquilar un coche en Italia.

Pros y contras

Si vas a alquilar un coche en Italia tienes pros y contras. Como pros la movilidad, la libertad, el no depender de horarios ni estaciones, no tener que olvidar o perder los billetes… Los contras tampoco se quedan cortos: el precio de la gasolina, dónde estacionar el coche, las zonas de circulación limitada…

El caso es que alquilar el coche fue lo mejor que pudimos hacer. Lo hicimos con Goldcar y cogimos la cobertura Mega Relax. Es un poco más cara pero tiene sus ventajas porque no te retienen ningún importe en tu tarjeta de crédito como hacen en otras empresas de alquiler. Cuando estaba mirando alquileres te llegaban a retener 1500€ de tu tarjeta. Esto era lo que más miedo me daba. Y con esta cobertura no tuvimos ni que entregar tarjeta de crédito. Yo lo recomiendo porque fue todo muy rápido y cómodo.

Precaución amigo conductor.

Una cosa a tener en cuenta de las carreteras italianas. ¡¡VAN COMO LOCOS!! Es una locura. Puedes ir en una carretera convencional, con un carril por sentido y doble línea continua, que te adelantan igualmente aunque venga alguien. Llegamos a estar en paralelo tres coches en una zona donde no se podía adelantar. Y en Nápoles… eso es otro mundo. Allí los carriles los delimitas tú. Y las direcciones prohibidas no existen.
Si algo tengo claro, es que los italianos van como locos. Desde que volví, conducir en Madrid es maravilloso. Ahí lo dejo… jajajaja.

¿Peaje o carretera convencional?

Pues os tengo que contar que este dilema lo tuve yo también. ¿Por qué? Porque los peajes de Italia no es que sean carísimos, pero hay muchos. Y aquí es donde tenemos que valorar lo que queremos. Así que vamos a hacer un análisis de las carreteras convencionales y los peaje:
Carreteras convencionales. La mayoría de carreteras tienen una velocidad máxima de 70km/h. Sí, sí, 70. Si encontrabas alguna a 90 era una fiesta. Imaginar lo que es ir a la velocidad de la M30 durante 200km… Es más económico puesto que el coche consume menos, ves unos paisajes súper chulos, pero el viaje se te hace eterno.
Peajes. Aquí la velocidad máxima son 130km/h. ¡¡Sí, más que en España!! Por eso os puedo decir que prácticamente todo son ventajas. Menos el precio. Por eso os recomiendo usar la Guía Michelín porque os calcula los trayectos con importes de peajes incluidos. Así podréis planificaros más.

Parking cerrado o aparcar en la calle.

Aquí tenemos otro problema. La mayoría de los sitios turísticos italianos no tienen aparcamientos gratuitos. Todos son de pago. Y no estamos por la labor de ir cada dos horas a renovar el ticket… En Roma y Florencia yo me decanté por un Parking. Es lo más cómodo puesto que no puedes circular por el centro de estas ciuades, está limitado a residentes. Aunque hay que decir que no es barato. Gracias a aplicaciones como Parkimeter o Parclick podéis encontrar parkings privados y reservar a precios mejores que en la misma ciudad.

Conclusión.

La libertad se paga, pero se paga con gusto. Después de 2000km, 81€ en Peajes, 200€ en gasolina y 90€ en aparcamiento (hay que pensar que fueron dos semanas completas), el tiempo que te ahorras en esperas y la libertad que tienes de movimiento por cualquier lugar al que quieras ir… Yo volvería a alquilar un coche en Italia. Pero eso sí, lo importante es bajar del coche y disfrutar de las vistas.

Venecia
Venecia

 

Deja un comentario